Presentación

BARCELONA

Barcelona

La belleza de Barcelona atrae cada año a millones de turistas de todo el mundo. Cuando llegan se sienten cautivados por la animada Rambla que nunca duerme, la excepcionalidad arquitectónica de la Sagrada Familia, los edificios modernistas (Casa Batlló, La Pedrera, etc) del Eixample (Ensanche), las imponentes y sobrias iglesias góticas, el latido constante de la vida en las estrechas calles del lóbrego Barrio Gótico y el Raval, por el testimonio del pasado judío en el Call, la activa vida bohemia de Gracia, el mercado de la Boquería, el azul del Mediterráneo, los chiringuitos de playa y su olor a pescado, por las tiendas del Paseo de Gracia y de la Rambla Cataluña, por el sabor “chic” del Born (Borne), por el Gran Teatre de l’Òpera del Liceu, el Palau de la Música Catalana o el Sónar, por las magníficas vistas desde el acantilado de Montjuïc, por el “skyline” del Anillo Olímpico, por la visita al Camp Nou, uno de los templos del fútbol mundial… ¡Quien más y quien menos ha encontrado un motivo para enamorarse de esta ciudad!

Barcelona es, además, la capital de Cataluña, de una tierra que ha sido una encrucijada de culturas (íberos, fenicios, griegos, romanos, sarracenos, francos…) y que cuenta con un rico patrimonio arquitectónico (dólmenes y menhires, poblados ibéricos, ruinas griegas y romanas, ermitas románicas, catedrales góticas, palacios y castillos renacentistas, edificios modernistas…) y cultural (pintores como Dalí o Miró, arquitectos como Gaudí, cantantes de ópera como Carreras o Caballé, músicos como Mompou o Albéniz …).

Paisajes de Cataluña

El paisaje de Cataluña es muy variado y alterna playas y dunas con calas pedregosas entre imponentes acantilados, picos rocosos y puntiagudos de más de 3.000 metros de altura con deltas llanos y fangosos a ras de mar, bosques impenetrables con estepas de cereal en las que se hace difícil encontrar un árbol… Una región que tiene muestras de todos los paisajes naturales del continente europeo y que, por tanto, tiene una riqueza de flora y fauna excepcional para un área de esta superficie.

Gran parte de estas maravillas se pueden visitar en una salida de un día de duración, aunque son necesarios varios días para exprimir la belleza del paisaje catalán y de sus elementos arquitectónicos, geográficos o naturales más relevantes.

Barcelona es heredera de una belleza singular, de una magnitud semejante a la tierra de la que es capital. Si quieres conocer algunas de las joyas más desconocidas del patrimonio natural y cultural sólo tienes que solicitar alguna de las salidas que ponemos a tu alcance.